Saltar al contenido principal

¿Qué son?

La Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible es una agenda civilizatoria, que prioriza la dignidad e igualdad de las personas. Al ser un instrumento visionario y participativo, en su implementación requiere del involucramiento de todos los sectores de la sociedad y el Estado para su implementación.


Bajo esa premisa, se invita a la sociedad civil, la academia, el sector privado, los gobiernos autónomos descentralizados y la cooperación internacional a apropiarse de esta ambiciosa agenda, a debatirla y utilizarla como una herramienta para la creación de sociedades inclusivas y justas, al servicio de los ciudadanos y las futuras generaciones.

A fin de recoger los aportes de los diferentes actores y sectores en torno a la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible, la Secretaría Técnica Planifica Ecuador, la Vicepresidencia de la República y el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, con el apoyo del Sistema de Naciones Unidas, y en particular del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, han promovido diversos ejercicios de participación ciudadana, desde el año 2018.

En 2018, se organizaron jornadas participativas las que asistieron más de 250 actores de diversos sectores, en cinco ciudades del país: Quito, Cuenca, Tena, Manta y Guayaquil, con el objetivo de identificar los avances y retos en la consecución de siete ODS analizados. De las iniciativas, acciones y proyectos identificados por los participantes en los talleres, se tomó un muestreo de 36 iniciativas como casos de estudio de las diferentes acciones que se están emprendiendo en torno a los ODS, la sostenibilidad y el compromiso por un mundo mejor. Este proceso participativo tuvo resultados positivos que son recopilados como anexos en el Examen Nacional Voluntario (ENV) Ecuador 2018.

El año siguiente, 2019, durante la XI Asamblea Ciudadana Plurinacional e Intercultural para el Buen Vivir (Acpibv) se recogieron aportes de los ciudadanos relacionados con la implementación de la Agenda 2030. En total, se obtuvieron 86 aportes ciudadanos relacionados a la focalización de programas sociales, presupuesto adecuado en educación, salud y vivienda e impulso de la soberanía y seguridad alimentaria, entre otros. En ese mismo año se levantaron 189 iniciativas, de 142 actores de diversos sectores, asociadas al cumplimiento de la Agenda 2030 y de sus ODS, a través de la activación de un formulario en línea. Las iniciativas registradas forman parte del Anexo I del Informe 2019.

Finalmente, en 2020, en la ciudad de Quito se desarrollaron una serie de reuniones con actores clave de la academia, sociedad civil, gobiernos locales, así como empresas públicas y privadas, con el fin de socializar las acciones emprendidas para la elaboración del Examen Nacional Voluntario 2020 (ENV) y lograr su involucramiento en este proceso, a través de iniciativas que aporten a la Agenda 2030. Mediante la activación de un formulario en línea, y gracias a una convocatoria abierta en redes sociales, se identificaron 345 iniciativas, casi el doble de las identificadas en 2019.

Del total de iniciativas reportadas: el 28% corresponden a iniciativas de la cooperación internacional; 21% de la academia; 20% de la sociedad civil; 17% a los gobiernos locales; y, finalmente, 2% de empresas públicas e instituciones del Estado.

Entre las temáticas abordadas en las iniciativas destacan: agua y saneamiento, ciudades sostenibles, investigación, innovación y desarrollo tecnológico, paz y alianzas estratégicas, protección y conservación ambiental, cierre de brechas e inequidades, y sectores económico y productivo. Las iniciativas recopiladas en 2020 se encuentran en el Anexo I del ENV 2020, así como navegar en el visor de iniciativas.

Todos somos responsables de vivir en un mundo mejor:

  • Conciencia y compromiso ciudadano con los ODS: la primera y más importante acción es que las personas estén conscientes de su corresponsabilidad de luchar, desde su ámbito específico de acción, por un mundo próspero, sostenible, inclusivo y justo, que preserve nuestro planeta y no deje a nadie atrás. Por lo que la permanente difusión y promoción de los ODS es clave. Una buena forma de empezar a ser parte del cambio es consultar la “Guía de los vagos para salvar el mundo” y consultar las “170 Acciones para transformar el mundo”.
  • Gobiernos nacionales y locales (en función de su ámbito de acción): (1) difusión y abogacía de los ODS; (2) presupuestación con base a los ODS; (3) planificación bajo un enfoque integral (social, económico y productivo); (4) coordinación intersectorial y multinivel para platear horizontes comunes (alianzas); (5) reportería y rendición de cuentas sobre los avances en la implementación de la Agenda; y, (6) promoción de espacios de participación ciudadana.
  • Sector privado: (1) incorporación de las dimensiones del desarrollo sostenible en los planes corporativos ; (2) contribución al desarrollo nacional y local a través de la responsabilidad social empresarial (RSE) y a través de alianzas público-privadas para el desarrollo; (3) innovación y desarrollo de nuevas tecnologías; (4) producción responsable y uso de energía sostenible; (5) generación y gestión de la información a favor del desarrollo, por ejemplo, Big Data; y, (6) empleo digno, derechos laborales y equidad de género.
  • Academia: (1) educación integral con enfoque de sostenibilidad; (2) investigación e innovación; (3) aporte y liderazgo en el desarrollo local; (4) seguimiento y veeduría de la política pública y, (5) transformar su gestión interna para el cumpliendo de los ODS.
  • Sociedad civil: (1) abogacía, difusión y promoción de la Agenda 2030; (2) veeduría, seguimiento y demanda de rendición de cuentas; (3) innovación en enfoques y herramientas para las políticas públicas; y, (4) complementariedad a los esfuerzos institucionales en la implementación políticas y estrategias para el desarrollo.
  • Cooperación internacional: (1) cooperación técnica y financiera para la implementación de la Agenda 2030; (2) acompañamiento de los esfuerzos nacionales y locales; (3) facilitación de la gestión del conocimiento global/regional/ local; y, (4) promoción de los intercambios Sur-Sur, Norte-Sur y de la cooperación triangular de buenas prácticas y lecciones aprendidas.

Documentos relacionados: