Saltar al contenido principal
  • Inicio
  • Plan Nacional de Desarrollo, la Agenda 2030 y las tres dimensiones del desarrollo

Plan Nacional de Desarrollo, la Agenda 2030 y las tres dimensiones del desarrollo

El Plan Nacional de Desarrollo 2017-2021 -sus pilares transversales, ejes, objetivos, políticas y metas- y la Agenda 2030 -sus dimensiones de desarrollo, 17 objetivos y metas- plantean alcanzar el desarrollo sostenible, equilibrando la economía, la sociedad y el Estado.

El 22 de septiembre de 2017 es aprobado el nuevo Plan Nacional de Desarrollo 2017-2021, denominado “Toda una Vida”, el cual plasma los objetivos y compromisos del nuevo gobierno e incluye propuestas y aportes generados desde la sociedad civil en diversos espacios. El Plan Nacional de Desarrollo 2017-2021 “Toda Una Vida” promueve un modelo de desarrollo basado en cuatro pilares fundamentales: la sostenibilidad ambiental, el desarrollo territorial, la competitividad y la transparencia.  Con estos fundamentos el plan vigente se organiza en tres ejes programáticos: 1. Derechos para todos durante toda una vida; 2. Economía al servicio de la sociedad y 3. Más sociedad, mejor Estado, además cuenta con nueve objetivos nacionales de desarrollo, los cuales contienen políticas y metas tendientes a garantizar su cumplimiento.

En conclusión, el Plan Nacional de Desarrollo 2017-2021 “Toda Una Vida”, constituye la hoja de ruta del gobierno para alcanzar la garantía plena de los derechos humanos de todos los ciudadanos ecuatorianos, al ser el instrumento al cual se vinculan las acciones sectoriales, institucionales y el financiamiento público. Ha sido construido en concordancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, y contiene objetivos, políticas y metas que evidencian el firme compromiso del Ecuador por dar continuidad a los avances que el país ha alcanzado en las últimas décadas en materia de  derechos humanos, incorporando como prioridades nacionales objetivos relativos al combate a la pobreza, la reducción de las desigualdades, la garantía de derechos y la protección del Estado a sus ciudadanos, con énfasis en la población en situación de vulnerabilidad, bajo la premisa de “no dejar a nadie atrás”.

Documentos relacionados: