Saltar al contenido principal
  • Inicio
  • Noticias
  • Entre marzo y mayo de 2020, el COVID-19 dejó pérdidas para Ecuador por USD 6 421 millones

Entre marzo y mayo de 2020, el COVID-19 dejó pérdidas para Ecuador por USD 6 421 millones

Fecha: 3 febrero, 2021

(Quito, 23/12/2020).- La pandemia del COVID-19 dejó costos y una reducción de ingresos para Ecuador por USD 6 421 millones, entre marzo y mayo de 2020. Así lo reveló la “Evaluación de los efectos e impactos de la emergencia sanitaria en el país”,

que fue liderada por la Secretaría Técnica Planifica Ecuador y más de 25 entidades del Gobierno Nacional, con el apoyo del Sistema de Naciones Unidas, Unión Europea y el Banco Mundial. El informe fue presentado este 22 de diciembre, en los salones de la Cancillería ecuatoriana.

 La evaluación -elaborada por solicitud del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional- se realizó bajo la metodología internacional de Evaluación de Necesidades Post Desastres* (PDNA, por sus siglas en inglés) y se espera que contribuya a ajustar y promover medidas efectivas de recuperación y continuidad de la respuesta en el país.

De acuerdo con el documento, el total de costos y reducción de ingresos (USD 6 421 millones) equivale al 6% del Producto Interno Bruto (PIB) nominal corriente del país en 2019, que fue de USD 107 436 millones, según boletines del Banco Central del Ecuador (BCE).

Por sectores, las pérdidas registradas entre marzo y mayo de 2020 fueron las siguientes: Sector Económico y Productivo, USD 4 095 millones; Sector Social, USD 1 300 millones; Sector Recursos Naturales, Hábitat e Infraestructura, USD 999 millones; y Sector Seguridad, USD 27 millones.

Los resultados y principales hallazgos de la evaluación dan cuenta del impacto humano que ha tenido el COVID-19 en el país y su influencia en la caída de las actividades económicas, el empleo y los ingresos de los hogares. Adicionalmente, se evidencia un aumento de la pobreza y la pobreza extrema, inseguridad alimentaria, incremento de la vulnerabilidad y la desigualdad, aspectos que se convierten en retos urgentes a resolver.

Los resultados permitirán orientar las prioridades y decisiones públicas del Gobierno Nacional, de los gobiernos autónomos descentralizados (GAD) y de todas las Funciones de Estado, así como las acciones del sector privado y la sociedad civil.

En el marco de la pandemia COVID-19, la gestión del Gobierno Nacional se ha orientado a diferentes acciones como el control de la pandemia y la atención en salud. Asimismo, asegurar la supervivencia y alimentación de las familias en pobreza; proteger y recuperar el empleo; preservar equilibrios macroeconómicos, así como gestionar recursos que permitan financiar la recuperación económica y productiva.

*Evaluación de Necesidades Posdesastre

Es una metodología aceptada internacionalmente con el fin de determinar los efectos económicos, impactos humano y macroeconómico, y las necesidades y estrategias de recuperación, en un proceso dirigido por el Gobierno, apoyado por el Sistema de Naciones Unidas, el Banco Mundial y la Unión Europea.

Esta metodología propone:

  • Evaluar el impacto socioeconómico de la pandemia, la producción de bienes y servicios y el ejercicio de las funciones gubernamentales.
  • Identificar las necesidades prioritarias de los hogares afectados y los sectores críticos de la economía, con el fin de restaurar la producción de bienes y servicios, así como su acceso, mientras se continúa con el manejo del riesgo de contagio.
  • Identificar las políticas y mecanismos institucionales necesarios que permitan un adecuado soporte de recuperación, incluyendo medidas de prevención y mitigación de crisis similares en el futuro.